Cada 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación y la temática de este año se centra en destacar y concientizar respecto a los recursos hídricos como un bien fundamental, tanto para el organismo, como para el correcto desarrollo de la vida.

El agua compone más del 50% del cuerpo humano y cubre alrededor de un 71% de la superficie del planeta, sin embargo, solo un 2,5% corresponde a agua dulce, apta para beber, para el desarrollo de la agricultura y usos industriales. Junto con concientizar por una correcta alimentación, este día también pretende visibilizar a los más de 2.400 millones de personas que viven en países sometidos al estrés hídrico.

En paralelo, esta fecha sirve para reforzar la importancia de consumir alimentos saludables y evitar el sedentarismo. Un estudio reciente de Mutual de Seguridad reveló que 2 de cada 3 personas reconocieron no seguir un estilo de vida beneficioso para su salud, llevando una nutrición deficiente y poca actividad física.

Además, de acuerdo a la muestra 3 de cada 5 personas respondió tener algún tipo de sobrepeso u obesidad. Pese a esto, más de la mitad de ellos confesó que nunca se realiza chequeos médicos. Una realidad que preocupa e invita a tomar medidas para mejorar la vida de las personas.

Es por ello que Mutual de Seguridad, junto con recordar los beneficios de la hidratación, entrega algunas recomendaciones sobre alimentación.

Beneficios del agua:

  • Evita el dolor de cabeza y las migrañas.
  • Ayuda en la digestión y evita el estreñimiento.
  • Beneficia la termorregulación.
  • Reduce el riesgo de cáncer.
  • Mejora el sistema inmunológico.
  • Reduce el riesgo de problemas cardíacos.
  • Alivia la fatiga.
  • Resuelve el mal aliento.

Recomendaciones

  • Se recomienda tomar aproximadamente 3,7 litros de líquidos al día para los hombres y 2,7 litros de líquidos al día para las mujeres
  • Come bien y haz deporte, una nutrición deficiente y la falta de actividad física puede predisponernos a experimentar  hipertensión, sobrepeso, obesidad, o enfermedades como cáncer o diabetes.
  • Los alimentos ricos en proteínas y fibras como pastas, arroz, carnes, huevo, legumbres, verduras, entre otros, nos ayudan a sentirnos satisfechos. Lo ideal es evitar consumir alimentos ultraprocesados o altos en calorías, sino nutrir nuestro cuerpo, ingiriendo al menos tres comidas al día que incluyan distintos tipos de alimentos en las cantidades adecuadas, haciendo foco en las proteínas.
  • También le puedes sumar dos colaciones saludables en tu ingesta diaria, una a media mañana y otra, en la tarde.
  • Los mejores alimentos para calmar el hambre repentina entre comidas son frutas, yogures sin azúcar, frutos secos como almendras y nueces, media palta, entre otros.
  • Si se posee un trabajo sedentario o de oficina, evita almorzar en el escritorio o frente al computador.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: