El grupo se encuentra elaborando ropa de trabajo para ser comercializada a través de Donnely, empresa colaboradora de CMP, impulsando la economía de la localidad cercana a la mina Pleito.

 

A pasos agigantados avanza un grupo de 8 mujeres de Incahuasi, apoyadas por Compañía Minera del Pacífico (CMP) y la empresa colaboradora Donnely, tras capacitarse en la especialidad de corte y confección, lo que les ha permitido comenzar a crear las primeras prendas para clientes de la comunidad y ahora para los trabajadores que se desempeñan en las operaciones de CMP.

El proyecto, con un enfoque en el emprendimiento asociativo, viene desarrollándose desde 2019 producto de cursos y talleres acompañados por las respectivas empresas, generando en sus participantes las competencias laborales necesarias para elaborar lo que hoy se traduce en prendas de ropa corporativa fabricadas con máquinas de coser profesionales.

“Es un honor para nosotros y un profundo orgullo ver cómo se concreta esta linda iniciativa que apunta al crecimiento del territorio donde estamos presente, aportando desde nuestro propósito a su gente. Nuestra primera mirada vio brechas en la capacidad productiva local para el volumen que requerimos, por lo que asumimos el compromiso de enseñar y guiar para crear así una capacidad productiva que se desarrollara en la localidad de Incahuasi”, indicó Paula Sepúlveda, jefe de Compras de CMP.

Según explicó Giancarlo Contreras, gerente de Donnely, empresa fabricante de ropa corporativa y de trabajo para CMP, el proyecto se desarrolló “a través de una capacitación, en la que se les enseñó a las mujeres de Incahuasi cómo usar máquinas rectas y overlock, entregándose además ambos tipos de máquinas para materializar el proceso de confección de prendas, principalmente, las que requiere CMP y que son para sus trabajadores”.

Desde la perspectiva de sus participantes, para Marcela Núñez, tesorera de la Junta de Vecinos de Incahuasi, “esta iniciativa me emociona, porque no es algo que viene desde ahora, viene desde muchos años atrás donde nosotras hicimos diferentes talleres y cursos para llegar al emprendimiento, esa es la razón de todo esto… es emocionante verlo reflejado, después de tanto tiempo, en nuestras máquinas que nos entregó CMP”.

En palabras de Verónica Valenzuela, presidenta de la Junta de Vecinos N° 15 de Incahuasi, “para nosotras es un hito muy importante porque tuvimos años de cursos en nuestra comunidad y vimos el interés de las mujeres por emprender, pero no teníamos las herramientas. Hoy podemos decir que nuestras mujeres cuentan con los conocimientos, las capacidades y también con los equipos para hacerlo y queremos que las prendas lleven nuestra marca de Mujeres Textiles de Incahuasi”.

Así, el grupo espera prontamente transformarse en una PYME asociativa, que les permita expandir sus servicios a otras empresas de la zona, así como también a otros clientes del territorio. Así lo recalcó Andrés Pizarro, jefe de Gestión Territorial de CMP, quien señaló que “a través de un proyecto concreto están obteniendo frutos y, finalmente, están viendo que el desarrollo de sus competencias laborales está avanzando y, con ello, la economía de la zona”.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: