Ayer 30 de enero de 2024, Barrick Gold comunicó a la opinión pública la presentación –ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA)– de una propuesta de plan de cierre para su clausurado megaproyecto minero Pascua Lama que vulneró de manera grave la institucionalidad ambiental. Ante esto, desde el Valle del Huasco, donde el agua vale más que el oro, enérgicamente declaramos lo siguiente a la opinión pública nacional e internacional:

1.      Es impensable que el SEA pueda admitir a evaluación este nuevo y engañoso plan de cierre ya que vulnera el fallo de clausura definitiva de 2020 emitido por la Corte Suprema Y la modificación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) en su variable aguas [2016], que exige ampliar la capacidad de la planta de tratamiento de aguas de contacto existente en vez de eliminarla. Según anuncia la empresa con su nuevo e “ingenioso” plan, la idea es lanzar las aguas de contacto de manera natural a los afluentes y, al final del proceso, retirar la planta de tratamiento de aguas contaminadas.

2.      En un gesto de fingido arrepentimiento, Barrick Gold declara “haber aprendido del pasado” y, falsamente dice que va a “restablecer el área y el flujo de agua a sus condiciones naturales”. Este no es más que un nuevo engaño de esta empresa tramposa. Nos pesa admitir que el daño provocado en la alta cordillera es extenso, permanente e irreversible; los glaciares destruidos NO se pueden recuperar totalmente (menos en el contexto de crisis climática); las 2 hectáreas de vegas altoandinas y 13,8 hectáreas de llaretas aplastadas por caminos y obras tampoco; existe un botadero de estériles de 12 millones de toneladas (que la empresa tan suelta de cuerpo reduce al 1%); y un rajo de mina gigantesco imposible de cubrir.

3.      Los famosos procesos voluntarios de participación con más de mil personas a los que hacen alusión no son tales. Más bien, se trata de reuniones y eventos con acarreo en el marco de su programa de transferencias directas en efectivo a la comunidad, Emprende Alto. Entregar dinero a manos llenas en una comuna rural con carencias obvias para limpiar imagen y dividir a la población malamente se puede catalogar como contribución “al desarrollo de la comunidad”. Una verdadera estrategia de desarrollo implica salvaguardar el ecosistema glaciar como fuente permanente del agua que le da sustento a la vida y las actividades productivas de este valle.

4.      Barrick Gold mintió, miente y mentirá. Según ellos, el principal error que cometieron fue la “falta de comunicación y de trabajo con las comunidades”. Desde que llegaron a este valle engañando sobre la inexistencia de glaciares, y luego diciendo que no los dañarían pues los trasladarían como si fueran cubitos de hielo, su principal error ha sido fijarse en este territorio como fuente para saciar lacodicia de capitales extranjeros, dejando a su paso solo división, destrucción y contaminación. Barrick Gold NO ha aprendido nada: su vocación destructora es la misma de siempre, como lo prueba su reciente alianza con Antofagasta Minerals para intentar devastar una zona contigua a Pascua Lama. Es más, esta empresa incluso se atrevió a DESACATAR LA CLAUSURA DEFINITIVA, haciendo nuevos sondajes contiguo a glaciares (hecho confirmado por la Corte Suprema en 2022). Después de eso, realmente no se puede esperar más de esta empresa.

5.      Mark Bristow, presidente de Barrick Gold, tuvo un fugaz y poco anunciado paso por nuestra comuna a fines de 2023. Sus palabras detransformación, respeto y compromiso con la gente y el medio ambiente resultan vacías viniendo de un avezado cazador de fauna silvestre en peligro de extinción en África. Eso es más que suficiente para saber que no honra la naturaleza ni la vida, y dirigir una empresa igual de criminal es totalmente coherente con su perfil.

6.      Nos parece preocupante este doble discurso de “avanzar con el mandato de cierre y el mismo tiempo continuar reevaluando el potencial del proyecto”. Como tan bien fue calificada por nuestro sistema judicial, esta es una empresa contumaz, cuya porfía solo se equipara a la total torpeza y desidia con la que han llevado a cabo todas sus operaciones.

7.      Por ello, hacemos un llamado a todas las autoridades ambientales y al Gobierno para que no permitan que este proyecto, que pone en riesgo la vida de toda la cuenca del Valle del Huasco, avance. Defenderemos los fallos administrativos y judiciales que han marcado el camino de su cierre y clausura definitiva hasta las últimas consecuencias. La planta de tratamiento de aguas contaminadas no se puede desmantelar para dejarle a la naturaleza la tarea de limpiar sus desechos. Además de imposible, implicará la contaminación de la población y de los ecosistemas.

8.      De cordillera a mar, seguimos convencidos de que Barrick Gold y Pascua Lama son la muerte para este valle y nunca les daremos licencia social para realizar sus fechorías. Seguiremos protegiendo nuestra vida y cordillera de la megaminería.

 

Contacto:guascoaltocomunicaciones@gmail.com

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: