Una compleja situación se vive en el Ecuador, luego que un grupo de delincuentes armados ingresara hasta un set de televisión, cárceles y universidades, amenazando a quienes estaban en el lugar, tomando de inmediato rehenes, algunos siendo asesinados siendo registrados por celulares.

Noboa, hijo de uno de los hombres más ricos del país, asumió el cargo en noviembre con la promesa de frenar una ola de violencia relacionada con el narcotráfico en las calles y en las cárceles que ha ido en aumento durante años.

Noboa declaró el lunes el estado de emergencia durante 60 días -una herramienta utilizada por su predecesor con escaso éxito-, habilitando patrullas militares, incluso en las prisiones, y estableciendo un toque de queda nocturno nacional.

La medida fue una respuesta a la aparente fuga de Adolfo Macías, líder de la banda criminal Los Choneros, de la prisión donde cumplía una condena de 34 años, y a otros incidentes carcelarios recientes, como la toma de guardias como rehenes.

 

ÚLTIMO MINUTO: Informan desde la Policía de Ecuador, que la situación de los rehenes del canal de tv se encuentra superada, los rehenes han logrado ser liberados y sus secuestradores han sido capturados:

Mientras tanto:

Perú decretó el envío inmediato de un contingente de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional a la frontera con Ecuador

El Gobierno de Perú decretó este martes el envío inmediato de un contingente de la Dirección de Operaciones Especiales (Diroes) de la Policía Nacional a la frontera con Ecuador, ante la oleada de violencia que se vive en ese país.

«El ministro del Interior, Víctor Torres Falcón, ha dispuesto el envío inmediato de un contingente de la Diroes de la Policía para reforzar la seguridad en la línea de frontera con Ecuador», escribió en la red social X (antes Twitter) de esa cartera.

El mensaje fue publicado mientras varios ministros se reúnen con el jefe de gabinete, Alberto Otárola, para analizar la situación en el país vecino, con el que comparte una porosa frontera de más de 1.500 kilómetros. EFE

 

¿Y la situación en Chile?

Gilberto Aranda, académico del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile: La pandemia fue una ventana de oportunidad para el ingreso de grupos organizados internacionales.

También advirtió que la crisis de violencia criminal que llevó al Gobierno de Ecuador a declarar estado de guerra interna puede constituir una advertencia para nuestro país ante el bien conocido empeoramiento de la situación de seguridad. El experto recordó que hasta hace no muchos años, «Ecuador era una de las sociedades más apacibles de Latinoamérica», y ciudades como Quito eran más seguras que Santiago. Todo eso se desmoronó por completo con la toma de poder de los grupos narco, y ahora «hay una reacción, pero tardía, cuando la situación ya es dramática». Desde ese punto de vista, Chile debe tener en cuenta el riesgo de escaladas criminales veloces y adoptar «medidas urgentes» para frenar a dichas organizaciones, teniendo a la vista «hasta dónde pueden llegar las consecuencias de decisiones tardías«.

Deja tu comentario sobre este artículo, recordar que es de total responsabilidad de quien los emite: